Bienvenido viajero.


Sin importar el camino que hayas recorrido hasta llegar aquí, espero que disfrutes de tu paso por mi pequeño rincón y que no te olvides de dejar tu huella. Sin importar si eres o no compañero blogger, espero leer tu opinión sobre los pequeños relatos y fragmentos que comparto con vosotros, y sobretodo... no te olvides de volver a visitarme ^^ Y recuerda:







jueves, 6 de octubre de 2016

Equilibrio



Esto del equilibrio de la vida, del yin y el yang, que en todo lo bueno hay algo malo y viceversa… Empieza a ser una mierda. Pero es que no falla. Si me pasa algo bueno, casi automáticamente recibo una mala noticia que me revienta la burbuja. Si me pasa algo malo, llegan buenas noticias que ayudan a paliar el golpe. Pero habitualmente, a mí me pesan más las malas noticias que las buenas. Mi novio me ha dicho alguna vez que soy como una montaña rusa emocional y que a veces cuesta seguirme el ritmo. Y es verdad: con las buenas noticias, soy la persona más exageradamente feliz del mundo, todo es una fiesta y el Universo brilla más; pero las malas también me afectan en extremo, más que lo que parecen afectarle a otras personas, y me hundo mucho. Muchos amigos no paran de pasarme enlaces sobre artículos de personas altamente sensibles (PAS). Yo siempre pensaba que era una exageración, que simplemente soy bastante empática y ya, pero a lo mejor tienen razón.

Ayer el día empezó genial, como casi todos los de este nuevo curso. Estoy en medio de un montón de proyectos que me motivan muchísimo. Y me voy de viaje el viernes. Fui a la Universidad para continuar trabajando en la documentación de un yacimiento, cosa que me hace absurdamente feliz, y estuvimos moviendo papeles para que pueda acceder libremente a un despacho, para trabajar a mi gusto y a mi ritmo sin depender siempre de otra persona. Estaba en mi propia burbuja de felicidad. Y por la tarde recibí una noticia que, aunque no me afectaba directamente, me tumbó. Hoy estoy triste por una amiga. Y el tiempo acompaña.

La única parte buena es que me puedo tumbar un rato en la cama y dejarme gatiquerer por Oreo y Muxía. Y que mañana haré una escapada que me hace mucha ilusión.

Oreo y Muxía, dos de mis gatiamores

domingo, 2 de octubre de 2016

Toca espirar

Alguna vez leí que la inspiración es como respirar: inspiras y espiras. Para que pueda entrar algo, tienes que dejar salir lo que tienes, pero para que pueda salir algo, tienes que dejar que entre, y así hasta el infinito. Para poder dejar salir tus historias e ideas, debes dejarte nutrir y llenar por las historias e ideas de otras personas. Para escribir tu historia (o historias) debes leer las historias que ya se han escrito, pues éstas te llenarán, a su vez, de inspiración.

Justo en los peores momentos para escribir (para mí, cuando estoy hasta el cuello de trabajos académicos por entregar) la cabeza se me llena de ideas e historias. Historias a las que no les puedo dedicar el tiempo necesário para que tomen forma, así que anoto la idea y me prometo a mí misma que volveré a ellas y les daré forma cuando tenga tiempo. El problema viene que, ahora que tengo tiempo, no tengo inspiración. No dejo de leer, en realidad, de "inhalar" historias que, en su mayoría, me encantan, pero aunque toca exhalar, no encuentro las palabras, la motivación o la inspiración.

En fín, solo quería compartir mi frustración con el mundo. Porque me da rabia, mucha rabia, saber que tengo todas esas historias en mi cabeza, todas esas ideas anotadas en libretas, y que no hay manera de darles la forma que se merecen. Porque si bien es importante que la inspiración te pille trabajando, como señalan Despistaos en su canción, es una gran putada que te pille trabajando en otra cosa...



PD.: Siempre he tenido la duda de si es "expirar" o "espirar". Parece que es el segundo http://es.thefreedictionary.com/espirar . Curiosidades que descubres para escribir bien una entrada de blog ^_^

miércoles, 8 de junio de 2016

Gente con la empatía en el cajón de objetos perdidos



Últimamente estoy que me enciendo con la mínima y suelto borderías sin filtro de ningún tipo, porque para qué voy a intentar no ofender a alguien que me suelta una perla totalmente fuera de lugar y sin filtro también. Lo de hoy me ha tocado la moral soberanamente.
Hoy he compartido esta foto de El perro verde - Educación en positivo en mi Facebook personal:

Es un pequeño gesto, como cualquier otro, para concienciar un poco, un poquito, sobre lo mal que lo pasan los animales en estas fechas. Lo que parece solo fiesta y diversión es una auténtica tortura para perros y gatos. Llevo años compartiendo imágenes relacionadas, porque me parece importante que, poco a poco, se llegue a concienciar al respecto.

Los animales no entienden todo este ruido, todo este jaleo, para ellos, que tienen un oido más fino, es como estar en medio de un bombardeo y, lo más importante, no entienden qué está pasando y porque hay tanto ruido. No es que les den miedo los petardos, es que les provocan un estado de pánico y ansiedad brutal, y no saben porque.
Me parece importante concienciar al respecto porque yo tengo perros y gatos, y a Raider le producen auténtico pavor los petardos, ya no la noche de San Juan, sinó toda la maldita semana. Porque no nos engañemos, la gente es así de bruta, y se dedica a tirar petardos varios días, con la excusa de San Juan, y a todas horas. Cuando lo sacaba a pasear, si escuchaba un petardo, se ponia a correr en dirección a casa, estuviese donde estuviese, solo buscaba estar a salvo. Recordad, es como si les cayera una bomba al lado. En casa, se hacía una bolita al lado de alguno de nosotros y temblaba durante horas. Y la gran noche, la víspera de San Juan, teníamos que medicarlo, drogarlo, para que se pudiera relajar. Sakura y Spinel, mis gatos, también lo pasaban muy mal, desaparecían y estaban todo el tiempo en estado de alerta y pánico. A ellos también los medicábamos para que no lo pasaran tan horriblemente mal.
Muchas veces he visto como otro perro, al escuchar un petardo, ha empezado a correr, soltando la correa de la mano de su dueño, y alguna vez han estado a punto de atropellarlo. No sé si sabeis que es una de las causas de atropello, que los perros huyen asustados por el ruido de los petardos.

Sé que es una práctica que no se va a erradicar, al menos por lo pronto, pero empezar a hacer ver a la gente que hay sitios habilitados para ello, que no molestan ni a los vecinos ni a los animales, es algo que se puede ir consiguiendo poco a poco, cada persona que vea lo que supone tirar petardos en medio de la ciudad y tome conciencia de ello, haciendo algo para disminuir su impacto, ya es un logro.



En fin, al compartir la simpática imagen de arriba, que me ha gustado porque ya no es un "oye, que la pirotècnia es horrible para los animales", es un pobre animal diciendo directamente "oye, que esto es horrible para mí", me he encontrado con comentarios, algunos de personas que conozco, que me han hecho plantearme si les falta un hervor o si el día que repartieron empatía y preocupación por los demás más allá del propio ombligo no llegaron a tiempo (¿He dicho ya arriba que estoy borde y sin filtro, no?).

Lo primero, es una imagen para crear conciencia, que de vez en cuando, está bien. Cada uno sobre lo que le apetezca y parezca importante crear conciencia. Estamos dando voz a un animal que no puede defenderse.

"Que creen cascos para perros..." y neuronas para quien sugiere semejante burrada.
"Que no tiren, que a mí también me molestan" Me parece fantástico que no quieras que tiren los petardos, porque te molestan y te asustan. La diferencia entre las personas y los animales es que nosotras entendemos el porqué de este ruido, sabemos que son unos chavales (o no tan chavales) tirando petardos, y que pasará en unos días.
"Tengo alergia a los gatos, ¿hacemos que nadie tenga gatos?" este comentario está TAN fuera de lugar. Tú sabes y entiendes que tienes alergia a los gatos, es algo que, en principio, no puedes evitar. Sin embargo, yo que tengo dos gatos en casa, cuando viene alguien que me dice que es alérgico, limpio la casa bien y les aplico a los gatos un producto para que no den alergia, producto que funciona. No hay ni punto de comparación, desde mi punto de vista.

En fin, ya he tenido mi dosis de desahogo, que me hacia falta.

martes, 8 de marzo de 2016

8 de marzo: día de la mujer

Hoy dedico la entrada a la reivindicación del día: la visibilización de la mujer dentro de la sociedad, y el reclamo por los derechos que no deberiamos tener que pedir, sino que deberiamos tener, y punto. No por ser mujeres. Por ser personas.

Porque hay aún mucho por lo que luchar. No me voy a poner a buscar datos porque, sinceramente, con un horrible horario partido y clases del máster, el tiempo es casi un lujo para mí. Pero sí dejaré algunos enlaces que me han gustado, que no se diga que no aporto gente que aporta datos.


Lo que sí voy a aportar, siguiendo la idea de Victoria, son experiencias personales. Así que mi día de la mujer se lo dedico a todos los que me hicieron darme cuenta de que hay que seguir luchando para que dejen de mirarme y mirarnos como un estorbo que solo sirve si está buena y da hijos a sus maridos.

Se lo dedico al tipo que aminoró la velocidad cuando yo, con 15 años, empujaba el carro de la compra lleno por una cuesta en verano, con un vestido corto, porque es lo que tiene el verano, que hace calor, y decidió soltarme la manida frase "No te pongas al sol, que los bombones como tú se derriten". Y yo, que en ese momento no estaba para gilipolleces (recordad, subida de cuesta, carro que pesa, calor del infierno), le solté un "Déjame en paz", y se indignó y empezó a gritarme que era fea y una desagradecida (y seguramente más cosas, pero seguía sin estar por gilipolleces).

Se lo dedico al que después de este incidente me dijo que era una exagerada, que ese tipo sólo quería hacerme un cumplido y era bonito (no, no lo era, era prefabricado, y yo no había pedido ningún cumplido de un desconocido, para empezar).

Se lo dedico a los obreros que trabajaron construyendo el edificio de delante de mi casa, que conseguían que me diera asco salir a la calle (que sí, que no todos son así, lo sé, pero a mí me debieron tocar todos los que son así juntitos frente la puerta de casa).

Se lo dedico al degenerado que, a mis 16 o 17 años, cuando iba a subir a un autobús, metió la mano por detrás entre mis piernas y me tocó casi desde el ombligo toda mi entrepierna. Le dedico con más cariño el puñetazo que le dí en la cara. Espero haberte roto la nariz, degenerado.

Se lo dedico a la persona que, después de romper con mi primer novio, con el que me acosté, ya sabeis, por eso de que me apetecía y era una persona adulta, me dijo que "nadie más me querría porque ya estaba usada".

Se lo dedico a quien me pedía que le hiciera la cena a mi hermano, cuando yo no me hacía ni la mía propia porque llegaba tarde y agotada después de trabajar a jornada completa en una guardería y asistir a clases en la facultad, llegando casi a las 11 de la noche a casa. Por la injusticia de que si yo no me hacía mi propia cena, no cenaba, pero él era un chico y tenía que hacérsela, aunque yo no cenase (la resolución de ésto fué que se la acabó haciendo ella, con un cabreo monumental hacia mí).

Se lo dedico al tipo que decidió perseguirme varias manzanas hace unos meses soltando obscenidades, y diagnosticando que el fruto de todos mis males era que estaba mal follada.

Se lo dedico a la agente que me tomó la denuncia del suceso anterior, que cuando me dijo, para incluirlo en el informe, que habría tenido mucho miedo y le contesté sinceramente que no (que no fue divertido, pero no reaccioné con miedo), me dijo que entonces qué estaba haciendo allí poniendo una denuncia.

Y se lo dedico a un montón de personas más que ahora mismo no recuerdo, seguro.



Y el día del hombre, ¿para cuándo?
http://www.jessicafillol.es/2016/03/y-el-dia-del-hombre-para-cuando-yloshombresque/

España no es país para ser madre
http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/espana-peor-pais-retraso-edad-4956143

Tengo que ir retrasando la maternidad porque tengo precariedad
https://domingosenchandal.wordpress.com/2016/03/06/tengo-que-ir-retrasando-la-maternidad-porque-tengo-precariedad-prisa-lo-vuelve-a-hacer/

Soy mujer, no es mi puto cumpleaños
https://grupoarqueologiasocial.wordpress.com/2016/03/08/no-celebramos-ser-femeninas-celebramos-luchar/

11 frases machistas que seguro que has oido (o dicho) y son mentira
http://www.huffingtonpost.es/2016/02/10/frases-machistas-mentira_n_9203104.html

sábado, 9 de enero de 2016

Historias preparadas

Me está pasando algo curioso. ¿Recordais todos esos fragmentos que tengo por aquí dispersos? ¿Esas piezas de historias cortas que parecían que no tenían sentido, pero igualmente las escribí y compartí por aquí?

Pues se me van ocurriendo nuevas historias, historias largas, que parten de estos mismos fragmentos. Esas piezas que, cuando las escribí, no tenía ni idea de dónde salían, que hasta hace 4 días eran relatillos inconexos. Carlota, Bajo la lluvia, los relatos de romances...

Me hace gracia, es como si hubiese plantado una semilla hace tiempo, pero yo necesitaba crecer para entender la magnitud de dicha semilla.


En fin, a escribir, y a ver qué sale de todo esto ^^


jueves, 31 de diciembre de 2015

Adiós 2015!

2015 ha sido un año... complicado...
Sí, creo que esa es la palabra.

Me han pasado cosas buenas, muchas, de hecho: acabar la carrera, conseguir las becas, empezar un máster, gatos, amigos que se casan... He conocido gente nueva increible, sobre todo al empezar dicho máster. Gente variada, llegada de todos los rincones de España, y del mundo, con su visión particular de ver la realidad, que enriquece cualquier conversación con ellos, incluso si simplemente hablamos del tiempo. Y he estrechado la relación con personas que he conocido haciendo el hada por ahí, o que ya conozco de hace años. Gente que me apoya en todo momento, personas que me escuchan y que confian en mí para contarme sus cosas.
Casi todo lo que dependía de mí, de mi trabajo y esfuerzo, ha salido a pedir de boca.

Pero como no todo puede ser bueno, también he pasado momentos duros, muy duros, algunos de los cuales sigo arrastrando a día de hoy, que me están costando superar, y que incluso me marcan las emociones futuras. Y son una mierda. Pero son parte de mí. Estoy trabajando en superar todo esto, pero el palo ya me lo he llevado. Nos lo hemos llevado.

Y es en estos momentos duros donde vuelven a la carga esa gente maravillosa que está a mi lado.

No sé qué me deparará 2016. Y sinceramente, me importa poco. Espero que sea mejor que 2015, por supuesto, y que las hostias que me vengan no sean tan lapidantes como las últimas dos que me he tenido que tragar. Y espero que esté lleno de magia y fantasía, que es como me gusta que sea la vida.

Y deseo que vuestro 2016 también sea mágico :)

¡Feliz Año Nuevo!

"¿Sabes qué me encanta de tí? Que eres la única persona que conozco capaz de juntar a un montón de personas que no se conocen de nada, vestirlas de hadas, y que parezca lo más normal del mundo."
Alexandra de Maqua.

Parafraseando el dicho, en esta foto no están todos los que son importantes para mí, pero sí lo son todos los que están ;)

martes, 22 de diciembre de 2015

Un buen día

Hoy es uno de esos días en los que te sientes bien, muy, muy bien. De esos que la vida te sonríe, lleno de pequeñas cosas que te transmiten bienestar.
Supongo que ya estaba más que predispuesta a que fuera un buen día. El último de clase, tanto en la escuela infantil como en el máster, que siempre es algo que alegra. ¿Quién no tiene ganas de empezar las vacaciones?
He ido a comprar regalos, y entre descuentos y ofertas, el tiro me ha salido muy bien. Sobre todo, teniendo en cuenta que, económicamente, no nado precisamente en la abundancia. Trabajo media jornada, así que no puedo tener un sueldazo (aunque cobro mucho mejor que en otros lugares donde hacía el mismo horario, eso sí). En fin, que esto ya sube la moral. ¿Un poco materialista? Quizás. Pero oye, no me pienso cuestionar las cosas que me hacen sentir bien. O por lo menos, no hoy.
Después, de vuelta al trabajo, la emoción del último día era contagiosa, juntada con el cumpleaños de la directora. Un buenrollismo general que genera un ambiente de trabajo genial.
Los detalles de antes de las vacaciones también se agradecen. Y saliendo de los típicos bombones, un padre nos ha regalado una piña fresca a cada educadora. Me ha encantado. Y no porque me guste especialmente la piña, para nada, pero ha sido el regalo má curioso que jamás me ha hecho un padre. Y también me ha puesto de buen humor, qué le vamos a hacer.
Y entre piña y piña, nos hemos enterado de que el número de la Loteria que habiamos comprado en la escuela infantil ha resultado premiado. La pedrea, 100€ por cada número. Un pellizquito. Los gritos y la alegría no han despertado a los niños de la siesta de milagro, porque vamos, escandalosas, lo somos un rato. Como ha dicho una compañera, "mira que somos humildes, que nos emocionamos como locas por cien eurillos." Que no es gran cosa, pero oye, me ha encantado que todas tuvieramos una participación del número y a todas nos tocara algo. ¿Va a ser verdad, que lo mejor es compartir?
Después, cargada como una mula con la bolsa de regalos, la de ropa del trabajo y la piña, me he ido a clase del máster. Y una amiga me ha dado una bolsita de galletas hechas con sus manitas. Me encantan estos detalles. De verdad.
Y después de la clase, el "Tió cultural", para despedirnos, merendar todos juntos y explicar a los no catalanes porqué le pegamos a un trozo de tronco para que nos cague regalos. Y que lo vivan en primera persona, porque obviamente hemos hecho cagar al Tió como manda la tradición. Y de extra, se sorteaba una figurita de un caganer, que ya me direis, que obsesión tenemos con el tema los catalanes XD . Pues sí, me ha tocado a mí también.

No sé, parece que ha sido mi día de suerte o algo.