Bienvenido viajero.


Sin importar el camino que hayas recorrido hasta llegar aquí, espero que disfrutes de tu paso por mi pequeño rincón y que no te olvides de dejar tu huella. Sin importar si eres o no compañero blogger, espero leer tu opinión sobre los pequeños relatos y fragmentos que comparto con vosotros, y sobretodo... no te olvides de volver a visitarme ^^ Y recuerda:







domingo, 17 de mayo de 2009

Jugando al futbolín

La chica morena observaba con sus ojos verdes como sus amigas jugaban al futbolín. Observaba como decidian su equipo. Observaba como se turnaban entre ellas para echar otra partida. Observaba como controlaban los movimientos de las figuritas. Observaba sentada en un taburete, tranquila, en silencio, y con una sonrisa en los labios.
La muchacha pelirroja se sentó a su lado, y ella desvió sus ojos verdes.
- ¿Porqué no juegas una partido?
- No, yo no juego al futbolín -respondió con su voz dulce.
La muchacha pelirroja se encogió de hombros y pidió otra bebida en la barra del bar.

Y así se sucedían muchas noches. Todas las amigas de la chica morena de ojos verdes jugaban al futbolín. Y ella siempre observaba. Siempre observaba, siempre atenta, sentada en su taburete y con la sonrisa en los labios.

Hasta que una noche, la muchacha pelirroja le preguntó:
- ¿Porqué no quieres jugar con nosotras?
- Sí que quiero -respondió, abriendo sus enormes ojos verdes.
- ¿Y porqué no juegas?
- Porque no puedo.
- ¡Sí que puedes!
- No, no puedo. No puedo manejar a los jugadores.
- ¿Porque no?
- ¿No te has dado cuenta? -la chica morena de ojos verdes respondió, ladeando su cabeza, con una triste sonrisa en sus labios y la voz más dulce del mundo-. Yo solo puedo jugar si soy la pelota.

Porque la chica morena de ojos verdes estaba demasiado acostumbrada a que la trataran a patadas, y ella solo sabía recibirlas.


Igual que una pelota.


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


Me he acordado, después de escribir el texto, de una canción de Mecano que va perfectamente acorde con el fragmento, ¿no creeis?




... y el balón casi se desinfló...

3 comentarios:

  1. Primero, me sé de una que se acaba de ganar una leche de narices en cuanto la vea ^^

    Segundo, es precioso... aún así, NO me gusta.

    Tercero, me gusta saber que te acuerdas de cierta pelirroja, aun que sea en momentos así. Casualidad? Tal vez...

    Quarto, en mi casa hay un hueco para esconderte cuando tengas ganas de, simplemente, escapar... llámame en cualquier momento, coge un tren y ven, sabes que conmigo siempre tendras un sitio.


    TEQUIERO!

    ResponderEliminar
  2. Primero, me sé de una que se acaba de ganar una leche de narices en cuanto la vea ^^

    Segundo, es precioso... aún así, NO me gusta.

    Tercero, me gusta saber que te acuerdas de cierta pelirroja, aun que sea en momentos así. Casualidad? Tal vez...

    Quarto, en mi casa hay un hueco para esconderte cuando tengas ganas de, simplemente, escapar... llámame en cualquier momento, coge un tren y ven, sabes que conmigo siempre tendras un sitio.


    TEQUIERO!

    ResponderEliminar
  3. Bueno le iria bien volverse una pelota de acero XD. Asi pocas ganas le quedarian de q la volverian a golpear y cuando lo hicieran les doleria el doble a ellos, mm sin equivocar dureza cn fortaleza claro eso y una mezcla de indiferencia "perdona a tus enemigos nada les molesta mas" es lo q mejor le iria a esa chica del escrito

    Besos mas q lindo me resulta me parece conmovedor, agridulce "una muñeca q cuando mas la golpean mas sonrie" vale la pena leerlo. Mierda empiezo a desvariar mejor paro XDD

    ResponderEliminar