Bienvenido viajero.


Sin importar el camino que hayas recorrido hasta llegar aquí, espero que disfrutes de tu paso por mi pequeño rincón y que no te olvides de dejar tu huella. Sin importar si eres o no compañero blogger, espero leer tu opinión sobre los pequeños relatos y fragmentos que comparto con vosotros, y sobretodo... no te olvides de volver a visitarme ^^ Y recuerda:







sábado, 4 de agosto de 2012

Noche de juegos I


Canción que inspira esta historia: Cuando te despiertas, Despistaos

Tendrá como mínimo 3 partes, pero bueno, muchas veces, los propios personajes se llenan de vida y toman las riendas de la historia (de hecho, iban a ser 2 partes hasta que empecé a escribirla... ^^). Espero que os guste.



Brian la observó, contoneándose al ritmo de la estridente música del local, ataviada con un ceñido vestido, mientras las luces intermitentes destacaban todas y cada una de las curvas de su figura.
Bailaba de forma incitante, provocativa, sugerente, de espaldas a un desconocido que la abrazaba e intentaba seguirle el ritmo, ilusamente feliz por su triunfo de esa noche. Pero Sharon no le prestaba atención al desconocido.
No. Ella lo miraba a él, lo devoraba con los ojos mientras jugueteaba con su melena morena.
Llevaban un año de idas y venidas, en un retorcido estira y afloja que iniciaron al cruzar la primera palabra en aquella discoteca.
Brian recordaba a la perfección aquella noche. El primer cruce de miradas. El primer beso, electrizante. Y la primera y letal metedura de pata.
Tomó el último trago de su bebida, dejó el vaso en la barra y se acercó a ella con paso decidido, ignorando a la rubia que había intentado seducirlo un par de canciones antes. Ya había tomado una decisión. Se acabaron los juegos, estaba harto. Harto de irse a la cama con una mujer diferente cada noche para demostrarle a Sharon que podía vivir sin ella. Harto de ver a Sharon en brazos de otros hombres para demostrarle exactamente lo mismo a él.
Cuando llegó junto a ella, le susurró al oído:
- Ya no voy a jugar más. Cuando te canses tú también, ya sabes dónde encontrarme.
Sharon clavó sus ojos castaños en los suyos, con el asombro reflejado en ellos, mientras el desconocido le dedicaba a Brian una miraba llena de furia por haberle estropeado la fiesta.
Brian dio media vuelta y abandonó el local, dejando a una estupefacta Sharon inmóvil en la pista.
Uno de los dos debía dejar a un lado su orgullo. Y esta vez había sido él.

lunes, 2 de julio de 2012

Recuperar las riendas

¿Alguna vez habéis montado a caballo? Es divertido, revitalizante, excitante, tranquilizante y apasionante a la vez. Sé de lo que hablo.

 ¿Alguna vez se os ha desbocado el caballo a pleno galope? Es una experiencia que no deseo a nadie, sinceramente, pero si cabalgas asiduamente esto puede ocurrir. En una ocasión, a pleno galope por el bosque, mi caballo pisó una piña, perdió el equilibrio, dió una coz al aire y se desbocó. Perdí los pies de los estribos y las riendas saltaron hacia delante, quedándose casi a la altura de las orejas del animal. El pobre caballo, sin siquiera darse cuenta de lo que hacía, se dirigia a toda velocidad directo hacia un árbol. Estaba aterrorizada, la verdad, pero una parte de mí, la más racional y la que intentaba mantener la calma, consiguió imponerse a la chiquilla asustada que clamaba por salir. Conseguí abrazarme al cuello del appaloosa, recuperar las riendas y hacerlo girar
justo antes de que nos chocaramos contra el árbol. Una vez superado el peligro más imminente, conseguí calmar al caballo, hacerlo parar y volver a sentarme bien, para seguir con el paseo.

 ¿Porqué os estoy explicando esto? Porque he estado un tiempo con la vida desbocada. He pasado por una serie de problemas personales que me han hecho alejarme de todo lo que me gusta. Por eso he desaparecido tanto tiempo del mundo blog. Necesitaba volver a coger las riendas y volver a dirigir mi vida poco a poco. Volver a encontrar la calma.

  Y lo he conseguido. Ha costado, pero vuelvo a ser yo misma, con mi característico humor y mi forma de ver el mundo.

  Y tengo la cabeza llena de nuevas ideas y nuevos proyectos entre las manos, así que, después de este descanso... os vais a hartar de mi, bloggeros!!!

  PD.: Foto acariciando a Íñigo (sí, así se llama el caballo. Creedme si os digo que es el nombre menos raro de toda la yeguada)

domingo, 1 de enero de 2012

Aires de cambios

Antes que nada, esto no lo he escrito yo, lo ha publicado un amigo en FB y me ha hecho pensar, me ha hecho sentir bien, y dado el perfil catastrofista que tiene últimamente el blog, he querido compartir un poco de optimismo con todos ^__^ ¡Gracias, Adrián!

Para este cambio... FLUYE, "si le dicen que tenga una respuesta mañana, no la tendrá, pero si le dan un mes es muy posible que la tenga mañana". Sir Michael Atiyah es uno de los padres de la matemática contemporánea, asi que tiene mucho que aconsejarnos para ser creativos: "Trabaja mucho primero y diviertete mucho después. Las grandes ideas llegarán cuando estés relajada/o. Pero ni antes ni después te fuerces a conseguir nada por obligación: Hazlo todo por ilusión y los problemas mas difíciles se convertirán en divertidos juegos. Esfuerzate, pero no te fuerces ni te estreses ni te dejes presionar: Creatividad siempre llega del brazo de la libertad. Crear no es tanto focalizarse como abrir el foco. Todo llegará... A la fuerza se la gana con paciencia y con fuerza se gana a la impaciencia.