Bienvenido viajero.


Sin importar el camino que hayas recorrido hasta llegar aquí, espero que disfrutes de tu paso por mi pequeño rincón y que no te olvides de dejar tu huella. Sin importar si eres o no compañero blogger, espero leer tu opinión sobre los pequeños relatos y fragmentos que comparto con vosotros, y sobretodo... no te olvides de volver a visitarme ^^ Y recuerda:







miércoles, 8 de junio de 2016

Gente con la empatía en el cajón de objetos perdidos



Últimamente estoy que me enciendo con la mínima y suelto borderías sin filtro de ningún tipo, porque para qué voy a intentar no ofender a alguien que me suelta una perla totalmente fuera de lugar y sin filtro también. Lo de hoy me ha tocado la moral soberanamente.
Hoy he compartido esta foto de El perro verde - Educación en positivo en mi Facebook personal:

Es un pequeño gesto, como cualquier otro, para concienciar un poco, un poquito, sobre lo mal que lo pasan los animales en estas fechas. Lo que parece solo fiesta y diversión es una auténtica tortura para perros y gatos. Llevo años compartiendo imágenes relacionadas, porque me parece importante que, poco a poco, se llegue a concienciar al respecto.

Los animales no entienden todo este ruido, todo este jaleo, para ellos, que tienen un oido más fino, es como estar en medio de un bombardeo y, lo más importante, no entienden qué está pasando y porque hay tanto ruido. No es que les den miedo los petardos, es que les provocan un estado de pánico y ansiedad brutal, y no saben porque.
Me parece importante concienciar al respecto porque yo tengo perros y gatos, y a Raider le producen auténtico pavor los petardos, ya no la noche de San Juan, sinó toda la maldita semana. Porque no nos engañemos, la gente es así de bruta, y se dedica a tirar petardos varios días, con la excusa de San Juan, y a todas horas. Cuando lo sacaba a pasear, si escuchaba un petardo, se ponia a correr en dirección a casa, estuviese donde estuviese, solo buscaba estar a salvo. Recordad, es como si les cayera una bomba al lado. En casa, se hacía una bolita al lado de alguno de nosotros y temblaba durante horas. Y la gran noche, la víspera de San Juan, teníamos que medicarlo, drogarlo, para que se pudiera relajar. Sakura y Spinel, mis gatos, también lo pasaban muy mal, desaparecían y estaban todo el tiempo en estado de alerta y pánico. A ellos también los medicábamos para que no lo pasaran tan horriblemente mal.
Muchas veces he visto como otro perro, al escuchar un petardo, ha empezado a correr, soltando la correa de la mano de su dueño, y alguna vez han estado a punto de atropellarlo. No sé si sabeis que es una de las causas de atropello, que los perros huyen asustados por el ruido de los petardos.

Sé que es una práctica que no se va a erradicar, al menos por lo pronto, pero empezar a hacer ver a la gente que hay sitios habilitados para ello, que no molestan ni a los vecinos ni a los animales, es algo que se puede ir consiguiendo poco a poco, cada persona que vea lo que supone tirar petardos en medio de la ciudad y tome conciencia de ello, haciendo algo para disminuir su impacto, ya es un logro.



En fin, al compartir la simpática imagen de arriba, que me ha gustado porque ya no es un "oye, que la pirotècnia es horrible para los animales", es un pobre animal diciendo directamente "oye, que esto es horrible para mí", me he encontrado con comentarios, algunos de personas que conozco, que me han hecho plantearme si les falta un hervor o si el día que repartieron empatía y preocupación por los demás más allá del propio ombligo no llegaron a tiempo (¿He dicho ya arriba que estoy borde y sin filtro, no?).

Lo primero, es una imagen para crear conciencia, que de vez en cuando, está bien. Cada uno sobre lo que le apetezca y parezca importante crear conciencia. Estamos dando voz a un animal que no puede defenderse.

"Que creen cascos para perros..." y neuronas para quien sugiere semejante burrada.
"Que no tiren, que a mí también me molestan" Me parece fantástico que no quieras que tiren los petardos, porque te molestan y te asustan. La diferencia entre las personas y los animales es que nosotras entendemos el porqué de este ruido, sabemos que son unos chavales (o no tan chavales) tirando petardos, y que pasará en unos días.
"Tengo alergia a los gatos, ¿hacemos que nadie tenga gatos?" este comentario está TAN fuera de lugar. Tú sabes y entiendes que tienes alergia a los gatos, es algo que, en principio, no puedes evitar. Sin embargo, yo que tengo dos gatos en casa, cuando viene alguien que me dice que es alérgico, limpio la casa bien y les aplico a los gatos un producto para que no den alergia, producto que funciona. No hay ni punto de comparación, desde mi punto de vista.

En fin, ya he tenido mi dosis de desahogo, que me hacia falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario